Lejos están los días cuando programas para graduados y una trayectoria lineal de carrera fueron las únicas cosas que esperaban a los jóvenes que ingresaban por primera vez el mercado de trabajo.

Criado rodeado por tecnología en un mundo que se está volviendo cada vez más interconectado y revolucionado por la globalización, los milenarios están cruzando el umbral del lugar de empleo para encontrar que va cambiando de manera alarmante. Según un estudio reciente de la universidad de Oxford, todos las naciones desarrolladas experimentarán índices de pérdida de trabajo de hasta 47% dentro de los próximos 25 años. No ha sido nunca más importante que garantiza que se mantiene un paso adelante en su carrera elegida, y es por esta razón que SaaS (o Software como un servicio – ScuS) continúa su aumento de la popularidad, y no da señales de estar cediendo pronto.

Las soluciones de SaaS innovadoras y adaptables impregnan todos sectores de trabajo. Brian Rich, Socio Gerente y cofundador de Catalyst Investors, cree que en el futuro “SaaS será ubicuo y no habrá una industria de SaaS per se, porque todo el software se distribuirá de esta manera”. Con los vendedores de software heredado (legacy) adoptando ahora este modelo, no resulta sorprendente que el mercado de SaaS está posicionado para superar $112.8 mil millones de aquí a 2019 según una investigación por International Data Corporation (IDC), y el mercado global alcanzará $164.29 mil millones de aquí a 2022, según Transparency Market Research.

Una breve historia del SaaS

SaaS, en los términos más básicos, es un modelo de negocios con un método de entrega específico, por medio del cual los clientes pagan para utilizar el software alojado en una computadora remota. Es un término general, y se usa a menudo de manera intercambiable con “computación en la nube”. Rastrea su origen a los años sesenta, cuando las computadoras estaban inmensas y caras. Como una solución rentable para ganar acceso a sistemas informáticos modernos, se conectaron numerosas terminales “tontas” (teclados y monitores sin CPUs) a una computadora central donde se residieron todos los datos. Esto es la forma más antigua de conectar computadores, actualmente conocido simplemente como “Internet”.

A finales de los años ochenta y a principios de los años noventa, hubo una aguda diminución en el valor de las computadoras, lo que hizo posible que los empleados se permitieran tener una computadora en su escritorio. La industria de SaaS se adaptó a este cambio, y los sistemas radiales de integración primitivos fueron reemplazados por las Redes de Área Local (RALs), un sistema interno a lo cual los empleados conectaban para acceder a las aplicaciones y los datos empresariales almacenadas en un servidor central. CRM (Gestión de las Relaciones con Clientes), la Nómina y Servicios de Contabilidad, todos con interfaces simples textual de usuario, rápidamente llegaron a ser productos entregados por el sistema SaaS.

El Bloatware y la oleada en la popularidad de SaaS

El bloatware fue sorprendentemente el fenómeno que llevó a una oleada en la popularidad de SaaS a mediados de los años noventa, cuando los desarrolladores de software metieron el bloatware (programas extras que no se requiere específicamente) en su software para sacar provecho del número creciente de oficinistas que empezaban a tener sus propias computadores.

Bloatware ocupó espacio precioso en el disco duro, lo que en esa época se vendía a un precio muy elevado: un disco duro de 15MB tuvo el precio de $2495 USD. Por lo tanto, SaaS se convirtió en una necesidad, dado que las empresas se veían obligadas a esquivar el alto precio del espacio físico de un disco duro por almacenar todos las aplicaciones y los datos empresariales en un centro de almacenamiento de datos.

El triunfo de la industria de SaaS a finales de los años noventa sobre la industria del Proveedor de Servicios de Aplicaciones (ASP) (a través del cual las empresas almacenaban los datos “fuera del predio” y entonces los accedían por Internet) consolidó su estatus como el futuro de los servicios de software. En cambio a ASP, Saas aprovechó al máximo las herramientas tecnológicas modernas tales como la virtualización y la escabilidad de la computación en la nube, operando un modelo de infraestructura de multi-tenencia (a diferencia de ASP, cuyos vendedores alojaban a menudo múltiples ocasiones de aplicaciones cliente-servidor de terceros).

Las primeras empresas fundadas específicamente para proporcionar servicios de SaaS aparecieron a finales de los años noventa, con la fundación de Salesforce en 1999 por tres emprendedores, la primera empresa de SaaS creada a partir de cero que logró niveles de crecimiento sin precedentes, y de Concur, lo que muchos consideran la primera empresa de SaaS, marcando el camino. Hoy en día es un modelo de negocios que han adoptado empresas que ofrecen soluciones de software a tareas cotidianas de pequeñas empresas están apareciendo por todas partes.

Ahora SaaS está dejando atrás de manera significativa a todas formas tradicionales de entrega de productos de software, y según el IDC, está creciendo cinco veces más rápido del mercado de software tradicional. Encontrará más información sobre la historia de SaaS aquí.

El futuro Prometedor que tiene por delante

Actualmente el futuro para la industria de SaaS es brillante de forma deslumbrante, y el mercado no está preparado para su proximidad. Gartner ha predicho que el mercado de los servicios de la nube pública crecerá un 28% este año para elevarse a $246.8 mil millones, y esta tendencia no hará sino reforzarse cuando la industria de SaaS integre y emplee avances en la robótica, la visualización y, por encima de todo, la inteligencia artificial; basándose en los recientes grandes adelantos que ya han conseguido Google.

El futuro de SaaS radica en la automación, y pronto podrá proporcionar a los usuarios con datos recogidos automáticamente y convertidos en un formato relevante y legible. Encabezado por el sectores salud y el sector energético, otros están ganando terreno con rapidez. Se espera que el SaaS traerá consigo una perturbación enorme a la industria de servicios financieros y la venta minorista en los próximos años.

Potencialmente más importante a la oleada en crecimiento del SaaS en el futuro cercano es la implicación de los vendedores de software heredado que, viendo sus negocios empresariales locales en riesgo, empiezan a transformar sus negocios en SaaS. En 2016, BVP anotó que un cuarto de las adquisiciones en el mercado de la nube pública involucró vendedores de software heredado , notando que “Por último, están admitiendo que la nube está aquí para quedarse y están comprando para recuperar terreno”. Una cosa es segura: el SaaS es una industria que soló continuará a hacerse sofisticada y a crecer, y si quieres involucrarse en la acción encontrará información para ayudarle a empezar acá.